+47 57 87 97 28

buscar

norsk flag

La República de Cuba1 es un país insular del Caribe, asentado en un archipiélago del mar de las Antillas.

La Habana es la capital de la República de Cuba y de las provincias Ciudad de La Habana y La Habana. Es también conocida por el nombre fundacional de Villa de San Cristóbal de La Habana y La Ciudad de las Columnas por el escritor cubano Alejo Carpentier. Es la sede oficial del Ejecutivo, el Parlamento y el Tribunal Supremo, además reúne la mayor cantidad de sucursales y casas matrices de las empresas, corporaciones y organismos, tanto nacionales como extranjeros, radicados en Cuba.Tiene un espléndido litoral y sus magníficas playas del Este, los ambientes jalonados por el más abigarrado eclecticismo y el pueblo hospitalario y jovial de nítida esencia humanista sirven para distinguirla en su ámbito caribeño, donde sin dudas despunta como una gran ciudad de 172 km², con 15 municipios y más de dos millones de habitantes. Fue fundada el 16 de noviembre de 1519 por el conquistador españolDiego Velázquez de Cuéllar. Su casco histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Turismo

Antes del triunfo de la revolución en 1959 – y especialmente entre 1915 y 1930 – el turismo era una de las principales fuentes de divisa de Cuba (superada sólo por el azúcar y el tabaco). La Habana, donde prevalecía una actitud libertina en todo lo relacionado con el placer, era el destino más popular del Caribe, especialmente para los americanos, quienes buscaban evadir las restricciones impuestas por la Ley Seca en ese momento. Luego de experimentar una drástica disminución en el flujo de turismo hacia la isla (causado, principalmente, por la Gran Depresión, el fin de la Ley Seca en Estados Unidos y la Segunda Guerra Mundial), la Habana volvió a empezar a recibir visitantes en números significativos hacia los años 50, cuando el crimen organizado estadounidense se apoderó de una buena parte de la industrias del ocio y el turismo del país. Era la época en que el canciller cubano solía jactarse de que la Habana gastaba tanto dinero en fiestas como cualquier ciudad importante del mundo. Sucede que la isla en esos momentos era el eslabón más seguro en la cadena de narcotráfico controlada por la mafia, cuyo destino final era los Estados Unidos. Por demás, la reputación harto justificada de ser un destino de sensualidad y dolce vita le habían ganado el apelativo de "el Las Vegas Latino". Por sólo mencionar algunos ejemplos, Meyer Lansky construyó el Riviera, Santo Traficante llegó a controlar acciones del Sevilla y un casino fue inaugurado en el Hotel Plaza en este período.En la actualidad hay muchos hoteles de lujo tanto en la zona histórica, como en la playa y Miramar. La Habana tiene tradiciones, museos e instituciones que son verdaderos baluartes para la humanidad, lo que la hacen un destino priorizado en América Latina y el Caribe.En la actualidad la ciudad recibe más de 1 millón de turistas al año.